martes, 23 de diciembre de 2008

Para la risa

Un video que todo hombre y algunas mujeres llegan a esperimentar. Es muy chistoso, alguna vez lo había visto pero no recordaba dónde, ahora se los dejo.

martes, 16 de diciembre de 2008

Abrevadero de la ignoracia

Ver conjugación elucubrar.

(Del lat. elucubrāre).

1. tr. Elaborar una divagación complicada y con apariencia de profundidad.

2. tr. Imaginar sin mucho fundamento. U. t. c. intr.

3. tr. desus. Trabajar velando y con aplicación e intensidad en obras de ingenio.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Abrevadero de la ignorancia

Frito o freído


Hace algunos años una persona que ahora me parece muy lejana me preguntaba cuál era la diferencia entre estas dos palabras. No lo pude responder y aún hoy no me queda clara la diferencia.

Justo hace un par de días estaba revisando un texto sobre "comida viva", que no tiene nada que ver con el concepto, esto se refiere más a una cosa de comer cosas orgánicas, cosas que no estén lastimadas con factores externos... Pero bueno. El punto es que, además de pensar en comer a los animales vivos; de que llegó a mi mente un texto llamado Lo crudo y lo cocido, de un importante antropólogo; de que tenía flojera y demás; el texto hizo que recordara esa duda cuando me enfrente a una papa frita.

Ya no supe si era frita o freída, lo que sí sé es que el frito fui yo.


Ver conjugación freír.

(Del lat. frigĕre).

1. tr. Hacer que un alimento crudo llegue a estar en disposición de poderse comer, teniéndolo el tiempo necesario en aceite o grasa hirviendo. U. t. c. intr. y c. prnl.

2. tr. Mortificar pesada e insistentemente. Me tiene frito con sus necedades.

3. tr. coloq. acribillar. Lo frieron a balazos, a tiros.

4. tr. coloq. Cuba. matar (quitar la vida).

5. prnl. coloq. asarse.

MORF. conjug. c. sonreír; part. irreg. frito y reg. freído.

al ~ los huevos.

1. loc. adv. coloq. U. para expresar el tiempo en que se verá si algo ha de tener efecto.

~sela a alguien.

1. loc. verb. coloq. Engañarle con premeditación.


Conjugación modelo


FORMAS NO PERSONALES

Infinitivo

freír

Participio

freído, frito

Gerundio

friendo

INDICATIVO
SUBJUNTIVO

Presente

frío
fríes / freís
fríe
freímos
freís / fríen
fríen

Futuro simple o Futuro

freiré
freirás
freirá
freiremos
freiréis / freirán
freirán

Presente

fría
frías
fría
friamos
friais / frían
frían

Pretérito imperfecto o Copretérito

freía
freías
freía
freíamos
freíais / freían
freían

Condicional simple o Pospretérito

freiría
freirías
freiría
freiríamos
freiríais / freirían
freirían

Pretérito imperfecto o Pretérito

friera o friese
frieras o frieses
friera o friese
friéramos o friésemos
frierais o frieseis / frieran o friesen
frieran o friesen

Pretérito perfecto simple o Pretérito

freí
freíste
frio
freímos
freísteis / frieron
frieron


Futuro simple o Futuro

friere
frieres
friere
friéremos
friereis / frieren
frieren

IMPERATIVO
fríe (tú) / freí (vos)
freíd (vosotros) / frían (ustedes)


Respecto a lo frito


frito, ta.

(Del part. irreg. de freír; lat. frictus).

1. m. Manjar frito.

2. m. C. Rica. Sopa de cabeza y entrañas de cerdo.

3. m. Cuba. Especie de hamburguesa.

dejar a alguien ~.

1. loc. verb. coloq. Matarlo.

estar ~.

1. loc. verb. coloq. Am. Hallarse en situación difícil, estar inutilizado o fracasado.

quedarse alguien ~.

1. loc. verb. coloq. dormirse (estar en reposo).

si están fritas o no están fritas.

1. expr. coloq. U. para dar a entender que alguien se resuelve a hacer algo, tenga o no razón.

tener, o traer, a alguien ~.

1. locs. verbs. coloqs. Cansarle con insistentes molestias.


En fin, así es esto de la comida, entre lo freído y lo frito, entre la sociedad y la justicia.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Otro de olvido

Rubén Bonifaz Nuño

Aquel amor que alzó su ardiente
muralla inútil contra el tiempo,
su tierna soledad callada,
se derrumba y yace, y se cubre
de polvo y ceniza y preguntas.

Sufre la carne, y la nostalgia
llaga el corazón, y la muerte
sube lentamente a los ojos.
Triste como la luz entre nieblas
un ángel permanece a solas.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Abrevadero de la ignorancia

matriz.

(Del lat. matrix, -īcis).

1. f. Víscera hueca, de forma de redoma, situada en el interior de la pelvis de la mujer y de las hembras de los mamíferos, donde se produce la hemorragia menstrual y se desarrolla el feto hasta el momento del parto.

2. f. Molde en que se funden objetos de metal que han de ser idénticos.

3. f. Molde de cualquier clase con que se da forma a algo.

4. f. tuerca.

5. f. rey de codornices.

6. f. Parte del libro talonario que queda encuadernada al cortar o separar los talones, cheques, títulos, etc., que lo forman.

7. f. Entidad principal, generadora de otras. U. en apos. Iglesia matriz, lengua matriz.

8. f. Impr. Letra o espacio en blanco de un texto impreso. U. m. en pl.

9. f. Ingen. En minería, roca en cuyo interior se ha formado un mineral.

10. f. Mat. Conjunto de números o símbolos algebraicos colocados en líneas horizontales y verticales y dispuestos en forma de rectángulo.

11. adj. Se dice de la escritura o instrumento que queda en el oficio o protocolo para que con ella, en caso de duda, se cotejen el original y las copias.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Abrevadero de la ignoracia

peculio.

(Del lat. peculĭum).

1. m. Hacienda o caudal que el padre o señor permitía al hijo o siervo para su uso y comercio.

2. m. Dinero que particularmente tiene cada uno, sea o no hijo de familia.

Tu boca

Uno de mis textos favoritos y al que me gustaría regresar una y otra vez es a Rayuela de Julio Cortázar, en especial me gusta mucho el capítulo número 7, quizá uno de los mejores poemas en prosa que he leído.

Les dejo el texto:

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad, elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde el aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces, mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llenas de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Y el audio:


martes, 9 de diciembre de 2008

Poesía de los sentidos

Ernesto Cardenal

Epigramas

Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tu eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otra como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Sobre el aburrimiento (I)

Bajo un título que es sumamente extraño, Kierkegaard trata grandilocuentemente de uno de los problemas que más molestan al hombre: el aburrimiento. Al leer La rotación de los cultivos uno pensaría en algo extraño; claro, después de leer la introducción uno entiende el porqué del título.

Crémilo: ...Pues de todo llega el
hombre a hastiarse...
Del amor.
Carión: Del pan.
Crémilo: De la música.
Carión: De las golosinas.
Crémilo: Del honor.
Carión: De los pasteles.
Crémilo: De la bravura.
Carión: De los higos.
Crémilo: De la ambición.
Carión: De las tartas.
Crémilo: Del mando militar.
Carión: Del puré de lentejas.

Qué se puede esperar de una introducción que empieza de esa manera y que en las primeras líneas del texto K. pone de manifiesto su hipótesis: Todos los hombres son aburridos.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Ejercicio

Hoy es un día en que afortunadamente para mi no fui a trabajar. Me desperté a la misma hora y fui por mi hijo a casa de su madre para dejarlo en la escuela. Al llegar me enteré que había una actividad de ejercicios de padres e hijos. Fue muy divertido aunque todavía me duelen los brazos y las rodillas de gatear.

Es curioso, desde hace días quería ir a alguna de sus actividades escolares y no había podido por el trabajo en la revista. En verdad, ¿creen que las cosas suceden por algo? Yo siempre he creído que hay una especie de destino prehecho pero que éste depende de lo que uno decida, es decir, el libre albedrío no es tan libre, pero tampoco creo que el destino sea cerrado y no podamos escapar de él.

Hoy iré a la librería Bella Época del FCE y compraré unos libros, una libreta, tomaré café con una amiga y luego iré al teatro a ver actuar a un amigo. Tengo un destino hecho por mí, falta ver que dice el destino que nunca he pensado.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Conjunciones

Cualquier persona que alguna vez en su vida haya estudiado lógica recordará unos símbolos muy similares a estos (P & Q). No se espanten, no voy a hablar de la lógica que es ilógica. Quiero reflexionar sobre las conjunciones en la vida diaria y en la psique humana.

La RAE la define:

conjunción.

(Del lat. coniunctĭo, -ōnis).

1. f. junta (unión).

2. f. Astr. Aspecto de dos astros que ocupan una misma casa celeste.

3. f. Astr. Situación relativa de dos o más astros cuando se encuentran alineados con el punto de observación.

4. f. Gram. Palabra invariable que encabeza diversos tipos de oraciones subordinadas o que une vocablos o secuencias sintácticamente equivalentes.

~ adversativa.

1. f. Gram. La que denota oposición o diferencia entre la frase que precede y la que sigue; p. ej., pero.

~ causal.

1. f. Gram. La que precede a la oración en que se motiva lo manifestado en la oración principal o en alguna predicación implícita; p. ej., porque.

~ comparativa.

1. f. Gram. La que denota idea de comparación; p. ej., como.

~ completiva.

1. f. Gram. La que encabeza oraciones subordinadas sustantivas; p. ej., que.

~ compuesta.

1. f. Gram. locución conjuntiva.

~ concesiva.

1. f. Gram. La que precede a una oración subordinada que expresa una objeción o dificultad para lo que se dice en la oración principal, sin que ese obstáculo impida su realización; p. ej., aunque.

~ condicional.

1. f. Gram. La que denota condición o necesidad de que se verifique alguna circunstancia; p. ej., si.

~ continuativa.

1. f. Gram. La que implica o denota idea de continuación. Digo, pues, que te engañas. Así que esta, y no otra, fue la causa del alboroto.

~ coordinante.

1. f. Gram. La que une palabras, grupos sintácticos u oraciones gramaticalmente equivalentes.

~ copulativa.

1. f. Gram. La que coordina aditivamente una oración con otra, o elementos análogos de una misma secuencia; p. ej., y, ni.

~ distributiva.

1. f. Gram. La que se reitera aplicada a términos diversos que se dan como opciones. Tomando ora la espada, ora la pluma. Ya de una manera, ya de otra.

~ disyuntiva.

1. f. Gram. La que denota exclusión, alternancia o contraposición entre dos o más personas, cosas o ideas; p. ej., o.

~ dubitativa.

1. f. Gram. Tradicionalmente, la que implica o denota duda. ¿Si se habrá vuelto loco este chico?

~ final.

1. f. Gram. La que, como que en algunos usos, o algunas locuciones conjuntivas como a fin de que, denota el fin u objeto de lo manifestado en la oración principal. Vuélvete, que te veamos.

~ ilativa.

1. f. Gram. Tradicionalmente, la que enuncia una deducción de lo que se ha manifestado. La gente ha cerrado los paraguas, conque ha cesado de llover.

~ magna.

1. f. Astr. La de los planetas Júpiter y Saturno, que sucede regularmente cada 19 años, con poca diferencia.

~ máxima.

1. f. Astr. La de los planetas Júpiter y Saturno cuando se juntan en signo del trígono ígneo, después de haber salido del trígono ácueo, que regularmente sucede cada 800 o cerca de 900 años; y a esta se atribuyen las grandes mutaciones de las cosas sublunares.

~ subordinante.

1. f. Gram. La que introduce palabras, grupos sintácticos u oraciones, subordinándolos a algún otro elemento del enunciado.

~ temporal.

1. f. Gram. La que denota idea de tiempo. Su padre murió cuando la guerra.



Pese a todas las clasificaciones que se hace ninguna apunta lo siguiente, ¿Qué papel juega la conjunción en la vida de una persona?

Regularmente nos movemos bajo la primer acepción, una conjunción es un 'y', sólo eso y nada más. Su función es unir, pegar, dar sentido. Si yo digo 'José' no tiene ningún sentido en mi vida y puede ser cualquier cosa; 'José y María' pueden llegar a tener un sentido mucho más amplio, pueden ser personas de la ciudad de México, los padres de Jesús el Nazareno, etc. Si digo 'José y María son amigos' no sólo estoy limitando campos semánticos sino que estoy expresando un hecho del mundo.

Creo que el hombre construye su realidad basado en las conjunciones, es decir, hacemos de nuestra vida una conjunción. 'M' es un sujeto independiente, me siente, ama, cree, piensa, sueña, ríe, llora, se enoja, etc. pero siempre lo hace en relación a 'X'. 'M' cree que 'X' siente. Protágoras decía "el hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son, de las que no son en cuanto que no son". Y la conjunción es la máxima expresión de ello.

Todo en nuestra vida gira desde la individualidad y nos adicionamos a algo y algunas veces nos adiccionamos a algo y algunas veces pensamos que no podemos vivir sin aquello a lo que hemos unido nuestra existencia. Pero no recuerdo casos de personas quitándose la vida cuando les dijeron que la Tierra no era plana sino redonda y su vida no cambió en nada, redonda o plana era algo de lo que no dependían, sólo tenían que simplificar uno de los conjuntos. Así que cuando 'M' deja de amar a 'X', cuando el campo semántico se rompe, entonces hay que quitar uno de los conjuntos y dejar abierta la posibilidad para otro campo semántico.

Suena cruel pero es lo que se termina haciendo cuando una relación termina, cuando se deja de creer en algo, cuando dejas de hacer algo, cuando terminas con una parte de tu vida. No se puede caminar cojo por todo el tiempo. Sólo hay que dejar abierta la conjunción.

Moisés y ______

Hay un mar de posibilidades, la 'M' puede existir, pero nunca sin una parte que la complemente.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Pletórica o de la alegría

Para VCL

Anidando, en la costumbre de no verte,
locuras del corazón por un tiempo que fue y que ya no será;
el guerrero sabe que luchar con molinos de viento
gratificará más que pensar que sólo son eso,
realidad insignificante, algo que olvidar en precisos
instantes de la vida. No, las cosas no pueden ser así,
amar es para siempre, amar será luchar con molinos de viento.

martes, 2 de diciembre de 2008

Una rosa roja sobre un fondo negro

Ayer que salí del trabajo tenía toda la intención de llegar a casa temprano y ver una película, no sabía si ver Le Fabuleux Destin d' Amelie Poulain o La novena puerta. Todo parecía indicar que llegaría a las 7:30 pero esta ciudad es absolutamente impredecible. Estaba cerrada la avenida donde está la iglesia de San Judas Tadeo y no había ningún micro, la fila de personas esperando era de unas 50 almas, eso era esperar mínimo dos o tres micros. Desesperado caminé a Reforma, tomé Av. Juárez, caminé sobre la Alameda y salí a Eje central para tomar el micro.

Cuando iba a subir una mujer se adelantó a mí, prácticamente se metió a la brava, pero no importó, de todos modos nos iríamos parados. En el camino ella se me quedaba viendo y yo no me había dado cuenta de como era aquella mujer hasta que me sentí observado. Total, tenía como unos 26 años, me llegaba al hombro, cabello chino y unos ojos al estilo Piaf. En una de esas nuestras miradas cruzaron al mismo tiempo, ella sonrió y yo hice una leve sonrisa. Al terminar de hacerlo, una persona que estaba sentada se paró y ella se sentó. Yo me fui recorriendo y ya no volví a ver a esa mujer.

Llegué a casa. Puse la película de La novena puerta pero esta no corrió en el DVD. Finalmente terminé viendo la película de Amelie. Recordé cuando la vi en el cine, las personas que en ese momento me acompañaron y la manera como lloré. Ayer también lo hice. Lloré porque sé que la vida está cambiando y tengo miedo pero me estoy enfrentando de lleno a ello, no le tengo miedo a lo que venga, finalmente todo pasa, sólo hay que aprender a bañarse en el río que nunca te moja con la misma agua.

Sólo hay una cosa que quiero resaltar de la película. Hay que dejar de soñar y enfrentarse a la vida.

Unas canciones para recordar:

Fito Páez: Brillante sobre el mic


Y San Pascualito Rey: Beso de muerto

lunes, 1 de diciembre de 2008

Pensamientos sobre el existir

Sería muy agradable que el existir fuera como caminar, que a cada paso que damos el suelo sea siempre estable. Que nunca se nos moverá el suelo es una certeza de la vida, sin embargo y peso a ello, llegamos a tropezar y caer al suelo. Siempre hay que levantarse, no importan cuántas veces se tropiece. Aún caminando nunca tendremos seguro que siempre saldremos sin nunguna herida.

La vida del hombre es igual a esto, frente a las múltiples posibilidades de ser, de existir, corremos el riesgo de caer. Eso es parte de vivir. A nadie nos gusta salir lastimados de algo, quisieramos siempre salir victoriosos de toda batalla, de todo camino y de toda acción. Nos movemos en el futuro y pensamos en todo lo que nos puede suceder si hacemos algo de una manera. Muchas veces pensamos tanto que dejamos que las cosas nos rebasan y cuando queremos asumirlas simplemente ya no están. Otras, nuestros pensamientos nos imposibilitan a actuar de manera consciente y por una elección muy extraña se prefiere estar como se está. Algunas veces simplemente hacemos que nada pasa y que nada ha pasado y nos hacemos los desentendidos. Finalmente, una manera más de enfrentar nuestro existir es dejando que las cosas pasen con la consciencia de que de ello podemos salir muy lastimados.

No importa qué se piense, lo realmente importante es asumir las consecuencias de ello, dejarse llevar por la propia existencia, vivir y aceptar la vida y saber que uno es responsable de ella.