martes, 5 de mayo de 2009

Más sobre el pospretérito

Su primer nombre fue “imperfecto del subjuntivo” y atendía a sus dos características básicas: la indeterminación del “término de la acción” y el sentido hipotético, es decir, la incertidumbre, el deseo y la irrealidad. Después, Andrés Bello lo llamó “pospretérito de indicativo” basándose en la referencia al futuro de un pasado. (Y dicen que los que estudiamos filosofía estamos locos.)
Total, una parte sumamente interesante de este verbo, que se encuentra en las terminaciones amaría, comería, cantaría, bailaría, etc., es su flexibilidad del tiempo. Así como lo ven, como ya he dicho arriba, se refiere al futuro de un pasado que al momento de ser enunciado hace una referencia al pasado o al presente o al futuro. Por ejemplo, Emilio dijo que llegaría el viernes. Iré a recibirlo.
Además de esta maravilla encontramos otra característica respecto del verbo. Hay una suposición del futuro que se pueden referir al pasado o al presente. Por ejemplo, Si estuviese aquí, con nosotros, disfrutaría enormemente esta reunión.
Para concluir con esta pequeña reflexión sobre el pospretérito hay que decir que podemos ubicar lo referido en el pasado, en el futuro o en el presente, ya que la dirección de la línea temporal parece referir al contexto.
Así que cuando me refería al post pasado hacía uso pospretérito con una referencia total al presente, es decir, lo no dicho era lo siguiente: Antes sabía que la amaría por mucho tiempo, hoy sólo sé que nunca nos veremos.

1 comentario:

URGANDA dijo...

Me gusta la nueva fachada de tu blog... es más clara y mi miopía no afecta al leerte...

Me gusta también la idea de que un verbo pueda referir a los tres tiempos: pasado, presente y futuro (claro, según el contexto): "a la incertidumbre, el deseo y la irrealidad".

Abrazo fuerte!!!