miércoles, 21 de octubre de 2009

In memoriam

Hace unas horas falleció un amigo, un gran hombre de ciencia, un médico que se dedicaba a estudiar esos vampiros microscópicos que a diario nos atacan y pueden conducirnos a la locura tal como El vampiro de Polidori. Fue hace ocho años cuando lo conocí en la Facultad de Medicina en un diplomado titulado "El vampiro a la luz de la medicina". Y eso fue lo que nos unió, el amor a la literatura y en especial la de terror y ciencia ficción.
Requiem in Pax Bernadro Jasso, la ciencia guarde tu nombre.

No hay comentarios: