domingo, 4 de julio de 2010

Nuevas libretas

Desde mi perspectiva hay tres cosas indispensables dentro de mi vida: tener un libro a la mano, una pluma o un lápiz, y una libreta. Sin estos tres instrumentos todo lo que hago sería tan normal y sin ninguna gracia que no podría decir que me llamo Moisés. Aunque debo confesar una cosa, para mí la libreta es indispensable, debe de llamarme mucho la atención; lo mismo me pasa con las plumas, no con cualquiera escribo. De los libros, no hay mucho que agregar. Se lee lo que se puede. Pero bueno, regresando al motivo de esta breve entrada quería decirles que hace unos días escribí un cuento con el que la Moleskine se termino, eso me pone muy contento, siempre estrenar algo me da un sentimiento muy particular, para mí es como una partícula diminuta de polvo y esperanza. En este caso, una libreta nueva es la posibilidad del fin de un ciclo, de seguir creando, de luchar letra a cuerpo con el vacío. Mis ideas estarán ahora esparcidas en una serie de libretas de MOMA, libretas que me trajo una amiga y que ya tenían sus meses en mi librero a la espera de que la tinta sea esparcida por cada una de sus hojas. Buena suerte tengan las hojas, espero que no sean un desperdicio. Gracias Aura por tan bonito detalle.

3 comentarios:

Urganda dijo...

Son hermosas... y yo ya conozco la colorada...

Moisés dijo...

Sí, son hermosas y además los colores me encantan.

Sr No quiero dijo...

yo quiero una!!