domingo, 22 de agosto de 2010

Punto y coma

[El punto y coma] es bastante más joven que la coma, empleada desde el siglo XIII, en la forma de la vírgula suspensiva [ / ]; en el XVI se bajó a la parte inferior del renglón y asumió su actual forma curva, más pequeña. El punto y coma, por otro lado, fue invento del impresor italiano Aldus Manutius hacia finales del siglo XV o principios del XVI. De allí pasó a Inglaterra alrededor de 1560, y después se propagó al resto de Europa. Así vemos que el punto y coma tiene unos 300 años menos que la coma. ¡Un jovencito, en comparación!

Tomado, literalmente, de Redacción sin dolor, el blog

2 comentarios:

Furtiva dijo...

Me quedo pensando en la duración de las pausas. Muy interesante tu blog.

Saludos.

Moisés dijo...

Furtiva:

Es un placer que te agrade el blog.
De la duración de las pausas, no entiendo a qué te refieres, quiero suponer que es a la pausa que en teoría damos a la lectura en voz alta con los signos de puntuación. Si es así, como el maestro Sandro Cohen lo dice, eso es un mito. Los signos de puntuación otorgan sentido a la lectura.

Saludos.