viernes, 3 de diciembre de 2010

Diccionario editorial: Márgenes

Los márgenes son de vital importancia, al menos para mi gusto. Sin ellos, por ejemplo, no podríamos tomar un libro y ojear toda la mancha del texto, pero tampoco podríamos hacer nuestras anotaciones. Estas son algunas de sus funciones, pero antes de seguir es bueno saber que son cuatro los márgenes de una página:

  • superior o de cabeza
  • inferior, de pie o falda
  • exterior o de corte
  • interior, de lomo o medianil
Los márgenes se determinan obedeciendo a normas generales que combinan la estética con la funcionalidad. La primer norma es que el margen de corte tiene que ser aproximadamente el doble que el del medianil, lo mismo debe aplicarse con el inferior y el superior.
      Para sacar los márgenes yo recomiendo apegarse a la normalizada, que es similar a la divina proporción, sólo que en vez de partir de los 5/8 tiene una proporción 1:1.4, es decir, 5/7. La medida se saca restando a la altura de la página la de la caja, el resultado se divide entre dos y a esto se le suma una pica, con este proceder se obtiene la medida de la falda; el restante será el correspondiente a la cabeza. La misma operación se utiliza para sacar la medida del corte y del lomo.
      La segunda norma dice que el medianil en ningún caso será menor a 24 puntos (dos picas). De otro modo se dificultaría la lectura. La tercer norma, también referida al medianil, nos dice que este margen debe aumentarse si el libro es voluminoso, porque al abrirlo se hace una curva que ocultará lo impreso hacia el centro y dificultará la lectura.

No hay comentarios: