miércoles, 20 de agosto de 2014

De las campañas basura de lectura

Nada tengo que agregar al texto que en febrero del presente año publicó Juan Pablo Proal en la revista Proceso, al contrario, mi intención es sólo recordar lo dicho por él en estos días de regreso a clases, de las rutinas absurdas de dicho programa donde lo que importa es el número de palabras que lees por minuto y no la comprensión de un texto. Sin más, no dejen de darle una vuelta al artículo de Proal:

El filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetsky analiza en su ensayo “La felicidad paradójica” las razones que acercan a la mayoría de la población a los textos de recetas milagrosas, a tono con el discurso del Consejo para la Comunicación: “Es indudable que los neolectores buscan en los libros de sabiduría vías que puedan acercarles a la felicidad, pero la quieren con facilidades, cómodamente, enseguida, sin esfuerzos de voluntad”.

No hay comentarios: