lunes, 25 de agosto de 2014

Del oficio del escritor

Así es esto de escribir:

“La escritura —decía Cendrars— es un incendio que abarca un gran motín de ideas y hace arder asociaciones de imágenes antes de reducirlas a brasas crepitantes y a cenizas. Pero si la llama desata la alerta, la espontaneidad del fuego sigue siendo misteriosa. Escribir es arder vivo y es renacer entre las cenizas”.

Apud "La página viva: Blaise Cendrars descubre al colibrí" de José de la Colina, en Revista de la Universidad de México.

No hay comentarios: