lunes, 1 de diciembre de 2008

Pensamientos sobre el existir

Sería muy agradable que el existir fuera como caminar, que a cada paso que damos el suelo sea siempre estable. Que nunca se nos moverá el suelo es una certeza de la vida, sin embargo y peso a ello, llegamos a tropezar y caer al suelo. Siempre hay que levantarse, no importan cuántas veces se tropiece. Aún caminando nunca tendremos seguro que siempre saldremos sin nunguna herida.

La vida del hombre es igual a esto, frente a las múltiples posibilidades de ser, de existir, corremos el riesgo de caer. Eso es parte de vivir. A nadie nos gusta salir lastimados de algo, quisieramos siempre salir victoriosos de toda batalla, de todo camino y de toda acción. Nos movemos en el futuro y pensamos en todo lo que nos puede suceder si hacemos algo de una manera. Muchas veces pensamos tanto que dejamos que las cosas nos rebasan y cuando queremos asumirlas simplemente ya no están. Otras, nuestros pensamientos nos imposibilitan a actuar de manera consciente y por una elección muy extraña se prefiere estar como se está. Algunas veces simplemente hacemos que nada pasa y que nada ha pasado y nos hacemos los desentendidos. Finalmente, una manera más de enfrentar nuestro existir es dejando que las cosas pasen con la consciencia de que de ello podemos salir muy lastimados.

No importa qué se piense, lo realmente importante es asumir las consecuencias de ello, dejarse llevar por la propia existencia, vivir y aceptar la vida y saber que uno es responsable de ella.

No hay comentarios: