domingo, 14 de febrero de 2010

Me como esa coma

Aprender a escribir es todo un reto, o al menos eso nos enseñaron desde que estábamos en los incipientes años de la educación básica. Esto ha hecho que varios escritores, en determinado momento de su vida, decidan escribir algo que explique a las personas con problemas de redacción las reglas de la adecuada escritura, es decir que hablen de la mecánica de la gramática, de la sintaxis, de la ortografía, etcétera. En esta ocasión quiero recomendar un libro que es todo un deleite, su autor José Antonio Millán (uno de mis bloggeros favoritos) y su libro (que bien puede entretener a niños y grandes) se titula ¡Me como esa coma!

Este libro ilustrado nos habla del manejo adecuado de la coma. La justificación es por su uso puede ser tan importante y tan complicado, que su omisión o estar en determinada posición de la oración, puede resultar en todo un significado diferente. Significado que muchas veces nos puede poner en grandes aprietos al que escribe.

Por eso tener libros como el presente, desde edades tempranas, libros que nos explican el uso de la coma y el sentido que es capaz de dar dependiendo de dónde se encuentre, apoyándose de las ilustraciones que acompañan al libro y que pretenden facilitar la comprensión que hace el lector,  a su vez auxiliadas por la explicaciones que vienen al final del libro y que pretenden dejar más claro cada uno de los posibles usos de la coma, todas estas maneras de confrontar al lector hacen que ¡Me como esa coma! sea de esos libros indispensables en nuestro librero, tengamos o no tengamos hijos. Ojalá lo puedan comprar pronto y disfrutar tanto de éste como lo hago yo.





5 comentarios:

Elena dijo...

¡Genial! Me parece un libro estupendo. ¡Qué idea tan buena y útil!

Jumarcsky dijo...

Pues fíjese que a mi, por mi formación, me es necesario escribir mucho, y en ocasiones tengo dudas con el uso de la coma.

Buena recomendación.

Moisés dijo...

Elena, Jumarcsky:
Qué bueno que les ha gustado la recomendación. Trabajar con la coma y en general con cualquier signo de puntuación es todo un arte, pero no por ello es difícil. Lo malo, me incluyo ahora que releí esta entrada, es que muchas veces cuando redactamos algo no releemos y si lo hacemos, es con música o a las carreras, ambos factores que crean un verdadero caos.
Por otro lado, desafortunadamente no recuerdo cómo se llaman los textos, he leído cuentos que sólo utilizan comas y puntos en toda la redacción, lo que los hace sumamente entretenidos y que demuestran que si un escritor sabe emplear bien el uso de las comas, puede llegar a escribir cosas muy interesantes.
Finalmente les doy otra recomendación, últimamente he estado leyendo un libro que se llama "Redacción sin dolor", su autor es Sandro Cohen, por cierto, también pueden consultar el blog con el mismo título, este libro es un gran texto para aprender cosas tan elementales como el uso de los signos de puntuación como cosas más elaboradas de gramática. No dejen de comprarlo.

Saludos a ambos y gracias por sus comentarios.

Urganda dijo...

"El otoño del patriarca" de García Marquéz está casi todo escrito con comas... y tiene su chiste leerlo...

Saludos

Sr No quiero dijo...

pfffffff... yo de coma me como un taco.