martes, 29 de abril de 2014

Diccionario editorial: Lectura diagnóstica

Sigo leyendo el excelente blog de Nisaba y estoy aprendiendo mucho de su contenido. Para esta ocasión les quiero compartir el concepto de lectua diagnóstica. Es una desgracia que no me enteré de este proceso cuando empezé a trabajar en la industria editorial, e incluso, aún con los años de experiencia no aplico todo lo que Jacqueline Murillo recomienda. Así que si están empezando a trabajar en el mundo de la industria editorial, o ya tienen sus años en esto, hay que tener presente el proceso de la lectura diagnóstica.

Lo que sigue es un pequeño resumen. El texto completo, que les recomiendo leer, lo pueden consultar aquí.

...leer varias veces antes de corregir no es una pérdida de tiempo. Por el contrario: se gana al final del proceso y se logran cumplir los plazos de entrega tan estrictos en la producción editorial.

Las lecturas diagnósticas tienen muchas ventajas:
  1. Se forma una visión panorámica del texto.
  2. Se identifican los problemas estructurales potenciales.
  3. Quien edita monitorea sus reacciones iniciales, las más genuinas, hacia la propuesta textual (ya sea ficcional o no) y las puede utilizar en las etapas posteriores.
  4. Se valora la propuesta textual tal y como está (ya sea que funcione o no).
  5. Para obras de ficción, se estudian la historia y las relaciones entre sus componentes (trama, personajes, locaciones, desarrollo de los eventos, crisis y soluciones…) antes de entrar al ajuste de cada una.
  6. Para las obras sujetas a un plan de producción o un diseño curricular, se verifica la pertinencia de todos los temas, el apego a los requisitos de contenido y metodología, los vacíos posibles o áreas con necesidad de reforzamiento.
  7. Se identifican las necesidades estilísticas principales: redacción, estilo, errores frecuentes, necesidades normativas ortotipográficas (mayúsculas, siglas, cursivas, comillas, decisiones léxicas).
  8. Se valida el diagnóstico con todas las personas involucradas en la realización del material y se refinan los criterios para las decisiones de corrección antes de señalarlas e implementarlas. Esto evita disgustos innecesarios y reparte la responsabilidad de las decisiones entre todos los miembros del equipo de edición.

No hay comentarios: